Incubadoras que aseguran el crecimiento de empresas de éxito

Imagen Noticias: 

Guatemala, 09 de septiembre. Formar nuevas  micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de alto nivel que generen empleo y tengan un impacto positivo en la economía de los municipios en donde estén ubicadas es el principal objetivo del Programa de Centros de Incubación, que desde julio último ha puesto en marcha el Ministerio de Economía –Mineco– con el apoyo de la República de China Taiwán.

Herbert Mendoza, coordinador de la Unidad de Fortalecimiento al Emprendimiento, del Viceministerio de Desarrollo de la Mipyme, explica que lo que pretende el programa es, que por medio de los Centros de Incubación se creen nuevas mipymes, pero de alto nivel en todos los aspectos administrativos y de calidad, enfocadas en un sectores específicos que a la vez que generen ingresos para sus propietarios,  también se conviertan en apoyo para el desarrollo económico local.

De acuerdo con el convenio suscrito en julio último entre el Mineco y República de China Taiwán, en los próximos tres años la meta es formar al menos a 300 emprendedores para que se conviertan en mipymes formales que sean sostenibles en el tiempo.

En la actualidad los cinco centros de incubación están ubicados en Jalapa, Quetzaltenango, Chiquimula, Guatemala y en Huehuetenango, están en búsqueda de emprendedores  para que ingresen al proceso de incubación.

Para llevar a cabo el programa Taiwán estará  invirtiendo cada alrededor de US$1 millón 100 para este programa, recursos que servirán para pagar honorarios de los consultores, ayudar a los emprendedores a generar prototipos  y para vincular  emprendedores con algunos eventos de alto impacto como ferias y convenciones especializadas para que se puedan relacionar con inversionistas locales y extranjeros.

Según Mendoza, la gran mayoría de los candidatos provendrían de los 25 Centros de Preincubación que patrocina el Mineco y que hacen el papel de semilleros para el nacimiento de nuevos emprendimientos, los que a su vez se convertirán en nuevos negocios.

Una vez seleccionados los posibles candidatos, éstos pasan por un riguroso tamiz de pruebas  que consiste en un instrumento de evaluación que durante varias sesiones de entrevistas con los candidatos permite descubrir las características innovadoras que podría tener el negocio si éste llega a madurar y crecer en el tiempo.

“En los centros de incubación, ya germinada la semilla, lo que hacemos es incubar los emprendimientos para que crezcan. Se toman negocios que ya están formalizados y que ya generan ventas, pero que aún necesitan hacer mejoras en estrategias de comercialización y en diversos temas administrativos”, afirma Mendoza.

Requisitos para pertenecer a un centro de incubación

Los principales requisitos para ser un candidato a Centros de Incubación son tener por lo menos seis meses comprobables de ventas, que el emprendimiento esté formalizado y que el mismo  esté especializado en un sector con potencial para innovar, para crecer y escalar.

Los candidatos pueden pertenecer a cualquier tipo de actividad productiva, pero se dará prioridad a  emprendimientos de tecnología, medio ambiente y los de tipo social. Según Mendoza, últimos mencionados son los más importantes porque propician el desarrollo social del municipio.

Según explicó, los emprendimientos sociales  tienen dos vías: apoyan a las personas o al grupo objetivo al que va dirigido, con lo que producen riqueza para su municipio, y al mismo tiempo, pueden se convierten en empresas sostenibles.

De esta manera, por ejemplo, el emprendimiento podría estar ubicado en el negocio de producción de fruta y transformación de la misma para mermeladas, en donde un aspecto innovador sería el elaborar mermeladas sin gluten para diabéticos.

El campo está listo para recibir las semillas que se convertirán en empresas de éxito, las que sentarán un precedente en la historia económica del país y serán un factor de cambio para el desarrollo socioeconómico, concluyó Mendoza.

 

-FIN-